EL FORTUITO ORIGEN DEL CÓCTEL MOSCOW MULE

La bebida es considerada uno de los cócteles más populares que existen.

Moscow Mule COCK N' BULL
Exterior del ahora icónico COCK’N BULL. Fuente: Alison Martino Blog

Fue en la ciudad de Los Ángeles en el año de 1941 cuando John Martin y John Morgan crearon el cóctel hecho a base de Smirnoff, ginger ale, y limón.

Un encuentro fortuito

Moscow Mule1
Cóctel Moscow Mule. Fuente: Fever-Tree

Jack Morgan era el dueño del entonces poco exitoso restaurante Cock’n Bull de Hollywood y decidió crear una cerveza de jengibre que desafortunadamente sus clientes detestaron. Por su parte, John Martin había adquirido los derechos de una empresa de licores poco reconocida en esa época: Smirnoff.

Como buenos amigos Morgan y Martin se reunieron con su colega Rudolph Kunett y se propuseron crear una bebida que tuviera un buen sabor. Fue así que mezclaron la cerveza de jengibre con Smirnoff, no sin antes añadir lima. El resultado es historia, poco después decidieron bautizar su creación como Moscow Mule.

Atención al detalle

Moscow Mule2
Envase de cobre del Moscow Mule. Fuente: NY Times

Uno de los atractivos más interesantes del cóctel es su envase de cobre, que indudablemente influye en la conservación de su temperatura. El crédito de este elemento corresponde a Sophie Berezinsky, mujer rusa que transportaba en aquel tiempo más de 2,000 tazas de cobre, en busca de un comprador. Y junto a Jack Morgan y John Martin, unificó los elementos de lo que ahora se conoce como el cóctel Moscow Mule.  

Cabe mencionar que el despegue de la exitosa bebida fue difícil pues en la época el alcohol más popular era el gin. Pero fue la presentación del cóctel en la taza de cobre lo que fascinó a la población y en poco tiempo el Moscow Mule se convirtió en la bebida más solicitada.

Los bares competidores imitaron lo que hicieron Martin, Morgan y Berezinsky lo que expandió su popularidad y aceptación del vodka en las bebidas alcohólicas. Sin duda, éxito que continúa hasta nuestros días.

Escrito por Francisco Aguilar

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *