PROCESANDO

¡VALE LA PENA ABURRIRSE! APUNTES DESDE LA FILOSOFÍA DE BYUNG-CHUL HAN

Byung-Chul Han tiene un libro llamado “La sociedad del cansancio” y, allí, un capítulo titulado “El aburrimiento profundo”, donde menciona, básicamente, la importancia de realizar una pausa en todo el afán que nos rodea.

Así que, a continuación hablaremos de este autor y de breves elementos del capítulo dicho. ¡Bienvenidos entonces a esta nueva columna de Las Notas de Caraculiambro!

FILOSOFÍA ENTRE ORIENTE Y OCCIDENTE

Byung-Chul Han es uno de los pensadores contemporáneos más reconocidos. Nació en Seúl (Corea del Sur) en 1959, pero su desarrollo académico y literario se ha dado en Alemania. Su obra se encuentra escrita en el idioma de este país (traducción en español por Editorial Herder) y es profesor de la Universidad de las Artes de Berlín.

Por otro lado, es autor de libros como: “La agonía del Eros” (2012), “La expulsión de lo distinto” (2017) o “La sociedad del cansancio” (2010), al cual nos acercaremos en unos momentos.

Tomado de YouTube del canal Francesc Ballesteros Balbastre

DEJAR PREJUICIOS Y LEER FILOSOFÍA

Continuando, este filósofo se caracteriza por tratar temas muy actuales, como las redes sociales en internet, por ejemplo. Utiliza un estilo muy concreto y ameno, pero, sin dejar de lado la rigurosidad que representa la filosofía. 

Lo anterior nos indica que leerlo será una reflexión sobre temas con los cuales nos sentiremos relacionados. Pero, también, que para comprender a este pensador debemos acercarnos con calma.

Por momentos, y pensando desde los que no somos instruidos en filosofía, podrá ser una lectura interrumpida. Ocasionalmente deberemos consultar otras fuentes para entenderlo. Aunque, si lo anterior los desanima, es momento de dejar los prejuicios frente a este tipo de lecturas e iniciar con este filósofo.

Pues, si lo pensamos bien, lo dicho es una característica de toda gran literatura, independiente de su género. Ya que nos hace detenernos, preguntarnos, consultar otras fuentes y sentirnos ignorantes. En últimas, nos atrapa, nos mastica, nos escupe, y así, contra el pavimento, no volvemos a ser los mismos. En pequeña o grande medida, pero diferentes.

Tomado de YouTube del canal ahoraBEK

“EL ABURRIMIENTO PROFUNDO” Y BYUNG-CHUL HAN

Por otro lado, desde que inició la cuarentena y el confinamiento, quisiera preguntarles: ¿Se han sentido en algún momento improductivos? ¿Sienten no saber qué hacer para pasar el tiempo? ¿Han tenido alguna crisis emocional por no estar ocupados? ¿Han sentido algo que podríamos llamar “El aburrimiento profundo”?

Si es así, pues el capítulo en mención es perfecto.

“Los logros culturales de la humanidad, a los que pertenece la filosofía, se deben a una atención profunda y contemplativa”

Byung- Chul Han

Pues el autor nos indica que la sociedad actual nos acostumbró a tener una infinidad de actividades, llevándonos a ver el multitasking como algo positivo. Pero, en realidad, para el filósofo este multitasking no es un progreso de la civilización. Para argumentar lo anterior nos da ejemplos de cómo los animales salvajes también son multitarea. Además, considera que el estado contemplativo (ese centrarnos en una tarea en específico) es lo que ha generado progresos en diferentes actividades humanas.

“Esta atención dispersa se caracteriza por un acelerado cambio de foco entre diferentes tareas, fuentes de información y procesos. Dada, además, su escasa tolerancia al hastío, tampoco admite aquel aburrimiento profundo que sería de cierta importancia para un proceso creativo”

Byung-Chul Han

Adicional, esta actividad contemplativa (vita contemplativa, será el concepto que desarrollará más adelante) muchas veces se desprende del aburrimiento profundo. Pues, son momentos en que hacemos pausa en la mayoría de actividades y nos enfrentamos a un vacío de planes, lo llamaría yo, que nos permite enfocarnos en un tema en específico.

Tomado de YouTube del canal Veritasium en español

DEL ABURRIMIENTO A LA VITA CONTEMPLATIVA

Finalizando, si bien muchos países están saliendo del confinamiento puede que en algún momento se vuelva a implementar de manera estricta. Por esto, si nos enfrentamos a un posible aburrimiento profundo, veámoslo entonces como una oportunidad para una vida más contemplativa.

Así pues, no se trata de pensar que saldremos de la cuarentena y del confinamiento con un tratado de teología escrito. Se trata de ver que en muchas ocasiones nos sentimos improductivos, nos desesperamos por no salir de casa o entramos en tensión por no tener qué hacer, debido a necesidades impuestas.

Si nos tomamos el tiempo para dejar de ser tan multitarea y dedicamos unos minutos a una sola actividad que tenemos planeada o pospuesta, puede que, gracias a este ínfimo momento, nos sintamos más vivos y productivos de lo que en muchas horas de oficina hemos logrado.

Por ahora, no resta más sino agradecerles el tiempo que han dedicado a esta lectura y nos vemos el próximo sábado ¡Caraculiambros! ¡Ah! Y ya saben, si alguien les pregunta si no se cansan de estar acostados, afirmen con seguridad que no es fácil estar en medio de la Vita Contemplativa.

*Imagen de portada tomada de socompa.info

Aun sin comentarios

Deja un comentario