PROCESANDO

DIMITRI STAEV: UN ARTISTA MULTIDISCIPLINARIO

Día a día, a través de un trabajo extremadamente duro, desarrollé nueva movilidad corporal con músculos fuertes y flexibles, además de una nueva memoria.

-Dimitri Staev

La danza es uno de los pilares más importantes de las bellas artes, pues expone la cultura artística de las civilizaciones, alternando la música con el movimiento del cuerpo. Además, es un lenguaje universal que evoluciona a través del tiempo.

Desde la antigüedad, los humanos han tenido la necesidad de comunicarse por medio de la danza para expresar sus sentimientos y estados de ánimo. Hoy en día, se practican bailes como el flamenco, tango, ballet, capoeira, rumba y swing entre otros, pero pocos artistas han logrado fusionar dos o más danzas para perfeccionar su estilo y destacar del resto.

Uno de esos artistas es Mitya Staev, quien salió de su zona de confort y experimentó con diversos géneros hasta crear una nueva disciplina de danza: tango con pole.

Nacido en Rusia en 1995, comenzó sus primeros años en la escuela de baile de salón y música clásica. Tiempo después, la Academia Rusa de Arte y Cultura le dio la oportunidad de convertirse en balletmaster.

Staev es Campeón de Pole Dance, acreedor de un nuevo récord mundial.En su mayoría, trabaja con el cuerpo físico a través de la danza y el arte escénico, explorando los lazos de la mente, la conciencia y la reflexión física.

Ser pole dancer en la percepción clásica significa desarrollar tus habilidades físicas; es un trabajo muy duro con bastantes horas de entrenamiento.

Recientemente, Mitya y yo charlamos acerca de sus éxitos, experiencias y sus fuentes de inspiración.

¡Hola Mitya! cuéntanos ¿Cómo fue tu primer acercamiento a la danza y música latina?

Estaba empezando mi carrera profesional de baile de salón cuando tenía 3 años, y desde entonces, me enamoré de la música y los bailes latinoamericanos. Practicaba samba, cha-cha-cha y rumba con música de la vieja escuela: Celia Cruz, Tito Puente, Edmundo Ross. entre otros…

El baile de salón lo era todo para mí, estaba bailando en el estudio, en casa, en la escuela, y literalmente sentí que esta cultura se relacionaba de alguna manera conmigo, parece que fui latino en una vida pasada.

Los primeros años de tu carrera se centraron en baile de salón, ballet y música clásica…¿Qué te inspiró a crear esta nueva disciplina de danza (tango con pole)?

Estaba obsesionado con el pole dance…Un día mi amigo me dio un regalo; un boleto para un espectáculo de baile con impecables bailarines argentinos (Sol Cerquides y Fernando Gracia) con orquesta Solo Tango. Olvidé cómo respirar durante 70 minutos.

Las piernas de ella eran como alas de colibrí y el enfoque de él era como una delgada espada que mantuvo a todos atentos. ¡Me puso la piel de gallina! Al día siguiente llegué a la Escuela de Baile Polёt. Traté de conectar el baile de salón, el pole y el tango con la conexión más esencial de todas: la música.

Hablemos de la colaboración que hiciste con la diseñadora Anna Osmekhina… ¿Cómo supiste del proyecto y cuál fue tu reacción cuando viste la colección terminada?

Los últimos años me he explorado a través de muchos medios diferentes, como composición musical, performance, video, fotografía, pero no había hecho ningún proyecto como ilustrador o pintor.

Hasta que un día en Miami, estaba en casa hablando con Anna por teléfono. Y de repente me preguntó acerca de hacer una colaboración. Mis ojos eran como monedas de peso; tenía tanta energía para crear. Regresé a Nueva York, me encerré en mi apartamento por 4 días, y traduje mi visión al papel.

TTSWTRS (la marca de Anna Osmekhina) tiene un concepto fuerte. Son tatuajes en la piel alternativa. Yo estaba interesado en los tatuajes criminales rusos, y al mismo tiempo, estaba haciendo proyectos con tecnología de realidad virtual.

Nos reunimos con Anna en París, le mostré mis obras y le gustaron. En un año conocí el producto final y eso fue una celebración. Siluetas, detalles, todo parece equilibrado, fresco y elocuente. Toda esta colección es algo especial, me hace sentir fuegos artificiales y profunda gratitud.

¿Cómo te preparas para las actuaciones y los talleres?

Medito, ayuno, me aíslo en silencio y con atención…Todo esto es para esculpir un año en una pieza de baile de 5 minutos o más. Las actuaciones de larga duración son un viaje de un niño curioso, con más complicaciones, y el período de preparación es diferente cada vez.

¿Tienes planeado presentar obras y talleres en México y el resto de América Latina?

Ese era un objetivo para 2020, pero este año nos dio oportunidades inusuales. Pero de todos modos, espero que este otoño finalmente pueda ir a México y a todos los países del continente sudamericano. Nunca he estado allí, pero esa tierra es un tesoro cultural y está relacionada conmigo.

¿Quiénes son tus artistas latinoamericanos favoritos?

Uno de mis artistas favoritos es Oscar Santillán (Ecuador). Encontré sus obras en el Art Basel Miami y fue amor a primera vista. Julián Bedel (Buenos Aires). Su boutique en Soho estaba muy cerca de mi apartamento en Nueva York, y a veces entraba a escuchar su poesía. Uno de mis músicos mexicanos favoritos es Juan García Esquivel, recientemente hice una coreografía de Chachacha con su canción .Además, admiro mucho a Caetano Veloso, José Feliciano, y por supuesto el rey, Astor Piazzolla.

Performance

Colaboraciones

Sus obras y talleres se han presentado en Zurich, Londres, Nueva York, Singapur, Tallinn, Moscú, Turín, Kuala Lumpur, Los Ángeles y muchas otras ciudades. Hoy en día, Mitya Staev diversifica su estilo a través del arte visual, el arte escénico, la música, la poesía y la danza.


Escrito por Diana N. Ortiz | Imágenes de Maria Baranova, Laura Brichta, Alexandra Ermolaeva, Oleg Kokhanyuk y Daniel Velichko.

Aun sin comentarios

Deja un comentario