ALICIA ALONSO: LOS OJOS DEL ALMA LA GUIARON POR 70 AÑOS

Alicia Alonso era una verdadera Diva cubana. Nombrada “primera bailarína absoluta” para la crítica internacional desde la década de 1930, Alicia Alonso ha convertido a Cuba en uno de los lugares de ballet clásico más prestigiosos del mundo.

VALENTÍA Y PASIÓN POR LA DANZA

Alicia Alonso perdió casi completamente la vista cuando era muy joven, y sin embargo ni eso la detuvo al frente de su gran pasión: la danza. Una pasión que duró 70 años y que compartió con su amado país desde el 1948 como mejor podía.

Cuban Ballet academy in Old Havana © Cuba Absolutely, 2014 – 2020

En el 1948 junto con su esposo Fernando Alonso, con el apoyo de Fidel Castro, creó el Ballet Nacional de Cuba y la academia anexa; gracias a esta, logró llevar la danza a las fábricas, a las escuelas y en las áreas más pobres y desfavorecidas de La Habana para otorgar becas.

Fue un símbolo tan importante para Cuba que el día de su muerte – 17 de Octubre 2019 – los ciudadanos cubanos y sus bailarines decidieron dedicarle un ultimo baile por las calles de la ciudad y frente al mar.

DIVA DEL BALLET: SUERTE O CASUALIDAD

Su fama empezó a destacarse fuera del país cuando en el 1943 interpretó el famoso ballet Giselle. Alicia Alonso consiguió la parte en el ballet al ultimo minuto despues de una audición dificil, porque la primera bailarina Alicia Markova no podía presentarse frente al escenario.

Giselle, y otros 5 más, se convirtieron en sus caballos de batalla que la llevaron a ser la bailarina más reconocida de la historia latinoamericana. El Metropolitan Theatre de Nueva York se convirtió en el escenario que la vió nacer como bailarina profesional ante los ojos hipnotizados del publico.

Desde ese debut, el camino ha sido todo de bajada: París, Moscú Montecarlo. En el American Ballet Theatre trabajó con los mejores coreógrafos de la época: Michel Fokine, George Balanchine, Léonide Massine, Bronislava Nijinska, Anthony Tudor, Jerome Robbins.

ALICIA ALONSO VEÍA CON LOS OJOS DEL ALMA

Si tu pregunta es ¿Cómo ha podido danzar por tanto tiempo sin ver? Pero sobretodo, ¿Cómo podía enseñar danza y corregir los pasos?” Su asistente seguramente era un apoyo fundamental que sin su profunda experiencia no hubiera podido funcionar. Al igual que en la película Hollywood Ending, en la que Woody Allen interpreta el papel de un director de cine temporalmente ciego.

Con la diferencia, sin embargo, que años de repertorio se habían asentado en su memoria y su certeza viajaba con las sensaciones. Nadie podía escapar de su mirada.

UNA DE LAS ULTIMAS VERDADERAS DIVAS DEL BALLET

El campeón cubano Carlos Acosta, nuevo director del Birmingham Royal Ballet, afirma sobre la Diva:

“Alicia Alonso rompió los prejuicios sobre el ballet como arte de los países desarrollados y sobre el temperamento físico latino que no se ajusta a las necesidades de la danza clásica. Puso el nombre de Cuba en las vallas publicitarias de los grandes escenarios internacionales “.

Alicia Alonso ballet

Y recuerda:

“Tuve la alegría de bailar con ella. Entre las correcciones, contó anécdotas sobre los coreógrafos. Me deslumbró su conocimiento y su memoria “.

Alicia Alonso era sin duda una de las ultimas divas del ballet. Una Diva que todos recordaremos siempre como parte de la historia de la humanidad.

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *