PROCESANDO

FOTOGRAFÍA Y PAISAJES PICTÓRICOS: BENJAMIN EVERETT

La obra del aclamado fotográfo se caracteriza por evocar la percepción espiritual y registrar la realidad física de un mismo espacio.

Benjamin Everett
Benjamin Everett. Fuente: Hasselblad

Fotográfo autodidácta, Benjamin Everett (también apodado BeJamin) comenzó como pintor de paisajes antes de mudarse a la fotografía digital. Fue su búsqueda por material de referencia, lo que lo obligó a utilizar una cámara. Tras una breve experimentación con ella, sabía su carrera como pintor debía evolucionar.

Influencias pictóricas

Originalmente, Everett estudió arquitectura y se desarrollo profesionalmente como diseñador gráfico. Ambas experiencias han influenciado su estilo fotográfico, en el que las imágenes tienen elementos, en palabras del fotográfo: pictóricos.

“[…]No pienso mucho en estilo, pero la mayoría de mis influencias vienen de la pintura. Mostrar múltiples perspectivas o momentos en el tiempo, dentro de un cuadro, podría ser como el cubismo. El interés en la luz del impresionismo. Seguir la emoción sobre la realidad literal, del expresionismo. La representación heroica de la naturaleza del romanticismo. Rompiendo cualquiera de las reglas sobre fotografía o restricciones de un solo cuadro sería modernista”

Benjamin Everett, fotógrafo.
View this post on Instagram

“You must suggest to me reality—you can never show me reality.” ~ George Inness . I bought my first true camera in 2011 while living on Kauai. All that year I’d been grabbing postcards, and cutting pictures out of magazines to use as inspiration for a series of small 5x7in paintings. By the time I reached 50 of the little guys, it was clear I needed to own the whole process. Ironically, photography was so fun, and comparatively straightforward, I never fully went back. These days, the question has changed from how to make paintings like photos, to photos like paintings. No doubt I’ll pick up the brush again someday, but for now it’s hard to tell the difference. . If you slide right, you’ll see that original Kauai series grid. Until now, I’ve only shown them to a few people. This was art just for the fun of it. My then girlfriend and I would make tea, put on good music and get lost in a mess of brushes, paint tubes and palettes. I’d finish a picture, add it to the growing grid, enjoy a sense of satisfaction, put them back on the shelf and start dreaming of the next one. Looking back at the final fifty, I tend to see them as a single art piece. A collaged section of life. My knowledge has grown since, but it’s fun to see what still holds true. This kind of exercise will teach you a lot. Yes, about color and light, but also that it’s not about locations, labels, techniques, followers or fads. You’re doing it because you love it, and that’s all that really matters.

A post shared by Benjamin Everett (@bejamin) on

Masters

Fotografía ganadora del premio Masters Hasselblad.

Recientemente, Everett fue galardonado con el premio Masters. Otorgado por la prestigiosa fabricante de cámaras Hasselblad.

De acuerdo a Everett, sus serie de fotografías buscaba representar reacciones muy personales al panorama en el que se encontraba. Una introspección sobre alguna idea o sentimiento que el paisaje en cuestión le evocaba. Y a la vez, explorar la relación entre la pintura y la fotografía al utilizar formas que parecieran pinceladas como pinceladas en sí mismas.

Para conocer más del impresionante trabajo de Benjamin Everett, no dudes en visitar su página dando clic al enlace.

También puedes seguirlo en Instagram.

Escrito por Francisco Aguilar

No Comments Yet.

Leave a comment