PROCESANDO

KATSURAMUKI, EL ARTE JAPONÉS

La gastronomía japonesa ha evolucionado a través del tiempo hasta convertirse en una de las mas reconocidas mundialmente, caracterizada principalmente por sus métodos, técnicas y formas de elaboración. Siendo una particularidad, el lograr una presentación de alimentos impecable; y eso será por el estricto sentido de la armonía que manejan en todos sus platillos.

Es precisamente el corte estilo katsuramuki uno de los que sobreviven al pasar de los años. Si lo pudiera describir seria un corte lleno de delicadeza, más nada sencillo para los ‘amateurs’ en la cocina. Un fino corte que requiere tiempo y bastante paciencia para lograr la perfección, ya que no todos los cocineros pueden llevarlo a cabo.

TODA UNA TÉCNICA

Su uso principal es en los vegetales de forma cilíndrica como la berenjena, zanahoria, rábano daikón, etc. Como resultado tendremos una delgadísima hoja de la misma hortaliza; ideal para decorar, integrar al sushi/ sashimi o porque no, realizar un ‘ken‘ (corte tipo Juliana finísimo)

Para lograr este objetivo es necesario un utensilio especial llamado ‘Usuba‘, cuchillo de hoja muy delgada ideal para realizar el corte. Es mucho mas ligero que otros utensilios, permitiendo la precisión y minuciosidad para obtener trazos perfectos. La fina y afilada hoja permite cortar con un solo movimiento evitando que la ruptura de las fibras vegetales. Su mango ancho permite sostenerlo con firmeza mientras llevas a cabo tu corte.

PERFECTAMENTE DELGADO

Gran concentración, precisión absoluta y un ojo minucioso son elementos básicos con los que el chef deberá contar para realizar con perfección el corte katsumaruki.

Actualmente se han desarrollado maquinas cortadoras de vegetales que logran a la perfección este corte, evitando pongas en riesgo tu paciencia y tus dedos. ¿Qué tal si en tu próxima visita al restaurante oriental pones mayor atención a tus platillos? Tal vez, en uno de ellos encuentres un Katsumaruki perfecto digno de admiración.

ESCRITO POR: JULIANA YEE

Aun sin comentarios

Deja un comentario