PROCESANDO

JAVIER MARÍN: REFERENTE MEXICANO DEL ARTE CONTEMPORÁNEO

Hablar del escultor Javier Marín es -sin duda alguna- referirse a uno de los máximos exponentes del arte contemporáneo, tanto en México como en Latinoamérica.

Fuente: EFE

A sus 57 años, el escultor oriundo de Uruapan Michoacán, cuenta con una enorme trayectoria de obras que sorprenden a tal nivel que -simplemente- dejan sin aliento.

Sus inicios

Dueño de una creatividad y técnica tan maravillosa como envidiable, desde niño evidenció su enorme talento y pasión por el arte.

Muy pequeño comenzó a elaborar sus primeras piezas en plastilina, siguiendo el ejemplo de su padre. Él también era un amante del arte.

A los 18 años entró a estudiar Artes Visuales a la Academia de San Carlos, donde le entregarían las herramientas para desarrollar su enorme potencial nato.

Gracias a eso, hoy por hoy, su trabajo ha dado la vuelta al mundo develando su indiscutible capacidad de creación.

Estatuas que cobran vida

Cada una de sus piezas confirma que domina y mezcla -con una destreza extraordinaria– los materiales, las texturas y la calidad para lograr minuciosas obras, con muchos detalles y llenas de sentimientos.

“Crear personajes y una anatomía reconocible, alguna que pueda identificarnos correcta o no, literal o no, es un tipo de modelo que yo he generado, que sea reconocible para todo, sobre todo que potencialice la parte expresiva”.

Declaró el artista a EFE.

Javier Marín es una especie de nigromante del arte, capaz de dar vida a sus esculturas. Las expresiones, en especial las de los ojos, son tan reales que les dan alma. Al contemplarlas, el espectador se conecta con ellas y se conmueve.

“La obra de arte no está completa hasta que alguien no se para enfrente y establece un dialogo”.

Manifestó Javier Marín en una entrevista a EFE.

Su fabuloso trabajo se inspira en la imperfecta belleza del ser humano. Mediante bronce, barro, resina y madera, crea seres tremendamente originales. En ellos, paradójicamente revela la vulnerabilidad del hombre junto con su grandeza y fortaleza.

Fuente: EFE

Sus esculturas son capaces de reflejar la mezcla de emociones que son resultado únicamente de las vivencias de las personas a lo largo de los años. Estas se imprimen de manera diferente en cada individuo, pero los marcan a todos por igual.

Un ícono del arte moderno

Más de 90 exposiciones individuales y otras 200 colectivas alrededor del mundo, forman parte del currículo de Javier Marín en sus más de 30 años de carrera. Del mismo modo, desde 2012, ha participado en un sinnúmero de intervenciones artísticas en espacios públicos en distintos países.

Lo anterior le ha valido recibir premios, distinciones y reconocimientos en múltiples ocasiones por su impresionante trabajo. Entre ellos destaca el Primer Premio en la Tercera Bienal Internacional de Beijing, en 2008, y el haber realizado por concurso el retablo mayor y el presbiterio de la Catedral Basílica de Zacatecas, en 2010.

Presente en importantes vitrinas de los cinco continentes, Javier Marín ha dejado bien puesto el nombre de México en la escena artística. Por eso, sus obras son parte de colecciones internacionales: públicas y privadas.

Algunos de los lugares que las albergan son El Museo de Arte Moderno y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ubicados en Ciudad de México; el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey; el Museo del Barro, en Caracas; Santa Barbara Museum of Art, en California; el Museum of Fine Arts, en Boston. Solo por nombrar algunos.

Escrito por Fabiola Basualto M.

No Comments Yet.

Leave a comment