PROCESANDO

CURIOSIDADES GANAN TERRENO EN SUBASTAS DE LUJO

Las excentricidades del mundo de las subastas dan para mucho. Llamativas y extravagantes, en ellas los coleccionistas pueden pujar sumas estratosféricas por conseguir objetos únicos, escasos o exóticos. De hecho, hay adquisiciones que -para más de alguien- rayan en lo absurdo.

Fuente: Arte & Subastas

Cinco singularidades en catálogo

La gama de elementos ofertados es tan amplia como la diversidad de gustos de los coleccionistas. No importa lo extraño que parezca un artículo, la única certeza es que teniendo un precio, siempre habrá un interesado que pague por él.

En Velvet Magazine hicimos un compilado con las curiosidades más costosas que las principales casas de subastas rematarán próximamente. ¿Te llevarías alguna a casa?

Cartel de “El jorobado de Notre Dame”

Este colorido afiche publicitario de la película de Universal Pictures, estrenada en 1923, muestra a Esmeralda bailando para la multitud en el Festival de los locos.

Este film fue aclamado por su exuberante producción -atípica para la época-, excelente calidad del maquillaje y la gran interpretación del actor Lon Chaney, que interpretó a Quasimodo. La puja es de entre $150,000 y $200,000 dólares.

Fuente: Bonhams

Mosasaurus platycarpus

Corresponde a un depredador marino de la era de los dinosaurios. La particularidad de este fósil es que se ha logrado despejar la matriz del esqueleto de la roca. Incluso, su cráneo se observa en tres dimensiones. La integridad de su conservación ciertamente impresiona.

Quien desee llevárselo a casa deberá ofertar entre $200,000 y $250,000 dólares.

Fuente: Bonhams

Colonia de crinoides alemanes

Por su parte, estos lirios de mar fosilizados se han convertido en una verdadera obra de arte creada por la naturaleza. Pese a que parecen plantas, en realidad eran animales que habitaban en los cálidos y poco profundos mares jurásicos, de lo que hoy es el sur de Alemania.

Esta pieza de 180 millones de años está avaluada en entre $300,000 y $400,000 dólares.

Fuente: Bonhams

Espécimen de Ictosauro adulto

Christie’s publicó en su catálogo de mayo el esqueleto completo de una hembra de Stenopterygius quadriscissus con restos de dos juveniles.

El fósil del animal acuático tiene una data de 184 millones años. Proviene de una colección privada de Alemania y su puja es de entre $390,600 y $651,000 dólares.

Fuente: Christhttp://www.christies.comie’s

“Maravillas de la galaxia”

Finalmente, el primer lugar -y con mucha ventaja- se lo lleva un traje de Darth Vader en la película El Imperio Contraataca (Episodio V de La Guerra de las Galaxias), de 1979.

Utilizado por Kermit Eller para interpretar al villano en numerosos eventos, el atuendo comprende el casco -con mascarilla y lentes-, la armadura de los hombros, camisa; chaqueta, pantalones y guantes de cuero; capa interior y exterior; botas y cinturón.

Fuente: Bonhams

El traje, salvo los guantes, fue hecho por la producción de la película en 1979. Su impecable estado y excelente procedencia, lo convierten en una de las curiosidades más cotizadas. Bonhams espera que se venda en entre uno y dos millones de dólares.

Otras peculiaridades adjudicadas este año

Lo que va de 2019 ya ha dejado cuentas alegres para las casas de subastas. Un ejemplo de ello es el remate por $166.100 dólares de un ejemplar de Black Lotus del clásico juego Magic: The Gathering.

Considerada la carta más buscada de la colección, corresponde a la primera edición del juego, de 1993. Además de ser escasa, es importante por su habilidad, pues otorga más Maná para convocar criaturas y realizar hechizos. Llama la atención que, en menos de un año, su valor se haya más que duplicado.

Fuente: Mouse

Del mismo modo, Sotheby’s vendió la figura de una deidad china en $2.1 millones de dólares. Lo sorprendente de esto, es que la pieza había sido comprada originalmente por $100 dólares y su valor comercial se estimó “solo” en $80.000. Sin embargo, el precio se disparó 25 veces por sobre lo presupuestado.

Fuente: Sotheby’s

Otro caso insólito, son los $28 millones de dólares que un grupo de millenials desembolsó para quedarse con una colección de obras inspiradas en la serie animada de televisión “Los Simpsons”.

Fuente: Gestión

Al parecer, una nueva generación de coleccionistas ha surgido y está dispuesto a pagar lo que sea por complacer sus gustos.

Escrito por Fabiola Basualto M.

Aun sin comentarios

Deja un comentario