PROCESANDO

CAVIAR: UNA EXPLOSIÓN DE BELLEZA Y JUVENTUD EN TU ROSTRO

El cuidado facial es una preocupación constante para quienes alcanzan la mediana edad. En el mercado existe una infinidad de tratamientos que prometen darle frescura a tu piel. Hoy te revelamos un exclusivo y moderno tratamiento cosmético, que se ha convertido en el favorito de las celebridades alrededor del mundo en el último tiempo.

Cien por ciento natural y con resultados visibles desde la primera aplicación, esta terapia ha revolucionado la salud facial. Hablamos del caviar, el que lejos de ser un exquisito plato para deleitar nuestro paladar, cuenta con propiedades que lo vuelven un elixir para la piel.

¿Qué es?

Caviar es el nombre que se le da a los huevos extraídos de ciertos tipos de peces. Si bien es cierto que las especies que dan origen al caviar son las del pez esturión, existen sucedáneos de otras especies más comunes, como el salmón. Por su escasez, costosa producción y delicioso sabor, es considerado como un alimento de lujo y se puede llegar a pagar altas sumas de dinero por una pequeña cantidad.

¿Por qué atreverse con esta terapia?

El caviar brinda múltiples beneficios para el cuerpo, principalmente porque lo energiza y revitaliza. Sus propiedades antioxidantes y alto contenido en proteínas son sinónimo de belleza inmediata.

Dada su composición, activa la producción de colágeno, lo que renueva el rostro y le devuelve lozanía. Rico en Omega-3, evita las arrugas, elimina las líneas de expresión, combate los agentes del envejecimiento, unifica el color de la piel, aclara manchas, e hidrata manteniendo el equilibrio entre la pérdida y la absorción de agua. Es una herramienta fabulosa porque repara y previene a la vez.

¿Cómo se aplica?

La mascarilla de caviar se coloca sobre el rostro durante mínimo veinte minutos. No requiere ninguna precaución ni antes ni después de la terapia. Previo a su aplicación y tal como se hace con todos los tratamientos, la piel es limpiada y exfoliada para volverla más receptiva. Posteriormente, las personas pueden mantener sus cuidados de belleza habituales sin que se vea afectado el resultado.

¿Cada cuánto tiempo se debe aplicar?

La ventana mínima entre dos tratamientos, al igual el número de sesiones dependen del estado de la piel. En general, se realiza una o dos veces al mes. No obstante, es posible aplicarlo como terapia de shock cada siete días cuando la piel está muy dañada.

Fuente: Somos bellas

Luego de que pruebes este verdadero regalo de la naturaleza, sentirás el cutis mucho más suave y flexible, de manera que más que una rutina de belleza, el caviar se convertirá en un completo ritual.

Escrito por Fabiola Basualto M.

Aun sin comentarios

Deja un comentario